El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

14º C

Montevideo
H 93 %

Buscar

Martes 26 de Septiembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MUSEO

Noticias en la web - MUSEO | Edición del día Martes 26 de Septiembre de 2017

Los niños al mando

El Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) formó un consejo de niños para mejorar su propuesta, al escuchar a los que más saben de divertirse

La sinceridad de los niños puede ser un buen insumo a la hora de mejorar un espacio principalmente dirigido a ellos. Con el 60% de sus visitantes debajo de los 17 años de edad, el MAPI desarrolló un Consejo del Niño que se reúne mensualmente para ofrecer propuestas que mejoren el museo.

En 2009, un niño de 6 años en Inglaterra se postuló al cargo de director del Museo del Ferrocarril de York. Argumentó que tenía muchos trenes en su casa y que incluso sabía manejar dos al mismo tiempo. Ante tal iniciativa y méritos, las autoridades del museo decidieron designarlo director de Diversión. La noticia dio vuelta al mundo y llegó a oídos de Facundo de Almeida, director del MAPI, institución a la que el año pasado llegaron casi 33 mil niños entre visitas escolares y liceales.

Se inscribieron unos 120 niños para el Consejo, 87 de los cuales participan

"Siendo uno de los públicos prioritarios, quisimos generar una instancia de participación, de opinión, de sugerencia", explicó De Almeida sobre la idea de organizar un consejo de niños.

El MAPI publicó un llamado en agosto pasado y se inscribieron 120, de los que quedaron participativos 87. Las reuniones, amenizadas con galletitas y leche chocolatada, se llevan adelante una vez por mes.
La dinámica de cada encuentro varía entre lluvia de ideas organizadas y consultas puntuales del museo sobre alguna de sus salas o actividades. Los niños del consejo recorren, "inspeccionan" y brindan sus opiniones sobre cómo mejorar. Eso hicieron hace poco en la sala de alimentación que el MAPI desarrolló junto a INAC. Los niños encontraron que el contenido de algunas tabletas funcionaba mal y el museo coordinó los cambios para corregirlo. "Había equipos que fallaban y no lo habíamos visto. O cuestiones que uno hace desde una mirada de adulto y tener la mirada del niño o adolescente que lo va a usar enriquece completamente la propuesta", dijo el director.

Ideas y obras del consejo


Una de las primeras ideas del organismo que va en camino a concretarse es la de una sala recreativa con libros, videos y tabletas con contenido relacionado con la propuesta del museo.

"Puede haber algún niño chico que quiera ir ahí donde va a haber juegos, para no aburrirse si no le interesa lo que hay en el museo", explicó Tomás Gómez, de 12 años y miembro del consejo.

Justo había una sala recientemente refaccionada y es allí donde el museo ejecutará la propuesta de los niños. "La teníamos dispuesta para hacer exposiciones, pero nos pareció que esto era una muy buena idea para llevarla adelante", dijo el director.

El contenido de este espacio también está en manos del consejo. "Una de las primeras ideas mías fue que pusiéramos una biblioteca con libros sobre los charrúas", dijo Mariana Pascual (10 años), una apasionada del arte precolombino. "Tiene un montón de cosas interesantes que pasaron en el pasado y todavía no sabemos mucho de él", argumentó la integrante del consejo.

Otro asunto a resolver fue el equipamiento. Los niños propusieron almohadones o pufs en vez de la clásica goma eva. "Era medio incómodo sentarse en el piso aunque fuese de goma eva. Te lo digo por experiencia porque mi madre trabaja en un jardín, y cuando te sentás en el piso de goma eva por mucho tiempo, es incómodo", dijo Gabriel Pérez (12 años).

Ante la iniciativa de pintar las paredes de colores, el MAPI propuso que fuera con dibujos rupestres, así la sala se amalgama a la oferta general de la institución.

Además, los propios miembros del consejo estamparán los almohadones y pufs. "Estamparlos fue la contrapropuesta del museo porque la idea no es solamente que propongan cosas, sino que también ayuden a construir esa sala. Comprometerse y hacerlo todos juntos", dijo De Almeida.

Por otra parte, Milena Pescadere (12 años) desarrolló la idea de sumar tabletas con contenidos educativos a la sala recreativa. "Aunque el edificio sea viejo, la idea es modernizar algunas cosas con tabletas, porque a los niños les decís 'vamos a ir a un museo' y se quedan con cara de que se van a aburrir. Pero si van al museo y se divierten va a ser mejor para todos", argumentó la niña.

La mayoría de los que se reunieron en el reciente encuentro dijeron que llegaron allí por propuesta de sus padres. "Mi madre me preguntó si quería venir y yo dije: 'Genial', porque justo en ese momento estábamos hablando de las artes precolombinas'", contó Mathías Martínez (11 años).

Contrapartidas


Como devolución por sus aportes, el MAPI les da a los miembros del consejo una credencial con acceso gratuito a todas las actividades del museo. El consejo está concretando de esta forma uno de sus objetivos: reforzar el vínculo de los niños con la institución. "Que ellos se sientan parte de este lugar, que lo sientan como propio", explicó De Almeida.

Además, el museo toma en cuenta sus aportes para nuevos proyectos, como la futura sala de la música en América.

Mapi


Dirección : 25 de Mayo 279, Montevideo
Horario: lunes a sábado de 10.30 a 18
Precio: adolescentes y adultos $ 50, jubilados y menores de 12 años gratis.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.